miércoles, 28 de abril de 2010

Reality mining, la tecnología que cambiara el siglo XXI

El 19 de abril acudí a la presentación del libro "Señales honestas: El lenguaje que gobierna el mundo", desde la fundación telefónica.

Aunque han pasado un par de semanas no quiero dejar de citar los comentarios del profesor Alex Pentland en su análisis de la nueva “ciencia de las redes sociales”.

Javier Nadal. Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Telefónica, realizó una breve introducción dando unas pinceladas sobre las oportunidades y características de Internet:

.- Igual de oportunidades nunca antes acontecido
.- Precios de internet: la economía tiende a desnudarse de privilegios de transacción
.- Capacidad de elección de los clientes,
.- La eficiencia de Internet y su carácter ecuménico

A través del análisis e investigación de las Redes podemos predecir metodológicamente con rigor científico y producir datos que aporten valor. “Gran movimiento científico que proporciona resultados llenos de esperanza al amparo de internet y la telefonía móvil”

Nuria Oliver. Directora Científica de Multimedia de Telefónica I+D, ex alumna y gran admiradora del profesor pentland hace un breve introducción de “Uno de los 100 estadounidenses que definirán lo que será el siglo XXI” pionero en sistema organizacional, estudioso de los individuos en el contexto de sus redes sociales y de la tecnología que tiene un gran impacto en la sociedad y en la comunidad científica: Alex Pentland, director del Human Dynamics Lab y del Media Lab Entrepreneurship Program en el MIT(Instituto de Tecnología de Massachusetts). Autor del libro "Señales honestas: El lenguaje que gobierna el mundo".

El profesor Pentland, comienza su charla apuntando la existencia de dos mentes:

Habitual: Fast, Automatic y Associated
Attentive: Slow, Serial, Controlled, Rule B
ased

“La mayoría de las decisiones provienen del cerebro habitual por lo tanto nuestro comportamiento está dominado por los hábitos, las costumbres. Es el comportamiento habitual.

El aprendizaje según él se realiza a través de la copia, de la presión social, de los ejemplos.

Nos habla también de cómo los seres humanos tenemos la capacidad de leernos a nosotros mismos y nos habla de la existencia de un software capaz de leer nuestro cerebro de forma general. Un software para leer a los humanos.

Esto comienza a ponerse interesante…


A través de las señales que emitimos es obvio que se pueden predecir comportamientos con gran precisión utilizando distintos dispositivos como el teléfono móvil entre otros.

Para Pentland, las personas disponen de un segundo canal de comunicación social independiente de la comunicación lingüística que gira en torno a las relaciones sociales, registrando y descodificando las "señales honestas" que conforman el tejido social y que sirven para comunicarse, controlar el descubrimiento y la integración de la información y tomar decisiones.

En opinión del investigador, al observar a las personas en determinados contextos las señales sociales son capaces de predecir cómo evolucionarán las cosas.

La adopción de roles y el circuito social parecían crear un tipo de automatismo en la toma de decisiones que extrae ideas de los individuos y los procesa hasta que una de ellas es escogida como la decisión del grupo.

Las señales honestas, de carácter automático e inconsciente (actitudes, sonidos, gestos…), poseen un gran valor. Pentland cree que las organizaciones y empresas deberían aprovechar estos patrones naturales de circuitos sociales humanos. "La lección clave para los directivos es que, si desea tomar decisiones acertadas, debes dedicarle un tiempo a leer la inteligencia en red de tu organización".

Al leer un párrafo del libro donde viene a decir que si creemos que nuestro pensamiento individual es el factor clave de nuestro comportamiento, viene a ser lo mismo que creer en esa idea antigua de considerarnos el centro del universo, me ha hecho comprender que como el profesor apunta, nos hallamos ante un cambio de mentalidad, un nuevo paradigma que se nos avecina.

Para medir estas señales y predecir las conductas individuales y de grupo, el laboratorio del MIT ha desarrollado el sociómetro, una pequeña chapa compuesta de un microchip conectado de forma inalámbrica a la Red.

En definitiva se trata de herramientas y métodos para medir estas señales y convertirlas en información manejable, con el fin de detectar patrones de comportamiento y predecirse conductas individuales y de grupos.En definitiva, capaz de realizar una medición continua y cuantitativa del comportamiento humano. "Podremos utilizar estas herramientas para lograr una mayor comprensión de la evolución de la inteligencia en red.

Asistimos al nacimiento de una disciplina nueva y emergente, llamada ciencia de las redes, que intenta entender a las personas en el contexto de sus redes sociales en lugar de considerarlas como individuos aislados.

Según Pentland, en el futuro tendremos la capacidad de percibir el entorno humano con tanta precisión como hoy percibimos el entorno físico, lo que proporcionará un conocimiento microscópico de las organizaciones y hasta de las sociedades enteras, permitiéndonos diseñar modelos físicos del comportamiento de las poblaciones humanas. Asistimos a la creación de “sociedades de diseño”, que es probable que funcionen mejor que las sociedades actuales.

Me gustaría destacar una pregunta sobre la privacidad y la propiedad de los datos que suele preocuparnos a todos:

Y que pasa con nuestros datos? Los individuos ponen sus datos personales y a través de datos paramétricos agregados anónimos, las empresas serán capaces de generar valor que afectará a toda la sociedad. Los datos son nuestros, la tecnología los transforma generando valor para que sean aprovechados por las empresas.

Habrá que echar una ojeada al libro para conocer más detalles sobre esta nueva disciplina y estas futuras sociedades de diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada